Inicio de sesión

El valor del Compromiso en los equipos de trabajo

El valor del Compromiso

El compromiso es el valor que convierte una promesa en realidad, es el verdadero lenguaje de nuestras intenciones, y la acción que se refleja en conductas por encima de las palabras.  Es adaptarse al tiempo cuando no lo hay, es cumplir con lo ofrecido a pesar de las adversidades, es el material con el que se forja el carácter, es el triunfo diario de la integridad y la rectitud sobre la desconfianza, es el alimento de la dignidad y la garantía para mantenerse en un mercado laboral competitivo.

La gente comprometida reduce los índices de rotación y de absentismo, pone su talento responsabilidad y esfuerzo a disposición de la organización elevando los niveles de desempeño, eleva la moral de los equipos de trabajo pues su energía se contagia, habla bien de su empresa y aporta valor a la fidelización por su interés en el servicio al cliente. Disponer de equipos de trabajo que funcionan comprometidos con su causa y con los demás miembros, producen la energía necesaria para superar obstáculos y conseguir logros, sin abandonar.

La misión de cualquier responsable de liderar el trabajo en equipo, sin importar el lugar que ocupe dentro de la estructura organizacional, es lograr el compromiso de su gente. Y ello sólo se puede lograr a través de la conquista de su mente, y de la adecuada realización de una eficaz gestión de liderazgo en las tareas del equipo, llegando al corazón sus miembros a través del ejemplo y de su propio compromiso.

Cuando se conquista la mente de un colaborador, se consigue que éste ponga todo su talento a disposición del equipo y de su organización, pero cuando se conquista su corazón, se logra que ponga su responsabilidad y todo su esfuerzo. El líder de equipo fuera de lo común, debe buscar y trabajar en ambos aspectos, considerando que el talento sin responsabilidad y esfuerzo, sólo produce resultados normales cuando las cosas salen bien.



El concepto de compromiso se revela con las siguientes señales:

Satisfacción. Es la medida más básica de percepción en un estado pasivo, conectado con conductas positivas luego de superar una ansiedad o necesidad.  Esta es un sentimiento que motiva la lealtad, el trabajo en equipo y el interés por la excelencia en el servicio al cliente.  

Responsabilidad. Es la medida de la alineación del colaborador con los valores de los equipos de trabajo y de su empresa, en concordancia con la cultura organizacional y con la visión corporativa. Esta es una actitud fuertemente vinculada con la lealtad, atada al trabajo en equipo y relacionada con la excelencia en el servicio al cliente.  

Disciplina. Es el interés individual y voluntario por mantener un orden con cualquier método efectivo de desarrollo de habilidades o aptitudes, para realizar unas tareas o para seguir un determinado código de conducta, en coherencia con el logro de unos objetivos. Este es un valor fundamental para mantener la lealtad, facilitar el trabajo en equipo y lograr la excelencia en el servicio al cliente.

Sentido de pertenencia. Es una medida de su impresión y de la opinión del colaborador en la que refleja sus emociones por la satisfacción con el éxito de su equipo y el de su empresa. También está fuertemente vinculado con la lealtad, el trabajo en equipo y la excelencia en servicio al cliente.

Un alto sentido generalizado de pertenencia en una organización refleja al exterior y en público un alto concepto sobre la empresa, tanto en su ambiente laboral como hacia sus productos y servicios, produciendo valor a su marca. Está fuertemente vinculado con la atracción de talentos y de clientes.
Cuando la genta habla de su empresa con un tono positivo o demostrando orgullo por el lugar de trabajo donde está, esas personas tienen engagement laboral.   Los que actúan de esta forma, son conocidos como colaboradores “enganchados” y normalmente dan muy buenas referencias de jefes, compañeros y del sitio en donde realizan su trabajo.



¿Por qué las empresas buscan colaboradores comprometidos?
La respuesta es muy simple. El éxito de todo negocio radica en el nivel de compromiso que tengan los equipos de trabajo y en la disciplina para ir todos hacia el mismo lado, con iguales fuerzas y energías. Si la mayoría están con buen ánimo, la imaginación y la creatividad saldrá a la luz, junto con el máximo esfuerzo, estando presente en cada jornada. De esta manera, los objetivos se logran rápidamente y todos crecerán.

¿Cómo conseguir colaboradores con engagement?
Este es uno de los grandes retos que enfrentan los equipos de trabajo en la moderna empresa. Para lograr compromiso, buen clima de trabajo y gente comprometida se buscan estrategias, como las siguientes:

Generar entusiasmo divulgando el cumplimiento de objetivos o transmitiendo lo importante que es cada miembro de equipo dentro de los logros corporativos.

Otra de las estrategias es disponer de canales de comunicación internos y optimizarlos constantemente. De esta forma, el personal tendrá retroalimentación permanente con todas las áreas de la empresa y podrán presentar oportunamente sus sugerencias o reclamos, sintiéndose parte fundamental de la misma organización.

Los valores y la visión de futuro es otro de los aspectos que nunca se deben olvidar a la hora de buscar gente comprometida.

 

Diseñamos actividades puntuales para mejorar los niveles de compromiso en los equipos de trabajo